Secretaría de Salud lanza pacto de integridad y transparencia para la compra de medicamentos 2017

  • Participantes privados y Secretaría se comprometen a cumplir normas mínimas de comportamiento ético.
  • Información sobre el Pacto será publicada en línea por el IAIP.

Tegucigalpa. La Secretaría de Estado en el Despacho de Salud lanzó oficialmente este miércoles el Pacto de Integridad y Transparencia para la compra de medicamentos para el año 2017, una iniciativa que busca promover la integridad y transparencia en dichos procesos de adquisición pública.

La herramienta desarrollada por Transparencia Internacional (TI) ha sido implementada con el apoyo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), su capítulo en Honduras, en el marco de un acuerdo suscrito entre la organización de sociedad civil y la Secretaría.

Mediante los Pactos de Integridad y Transparencia, los participantes privados y el ente público se comprometen de común acuerdo a cumplir con ciertas normas mínimas de comportamiento ético. En ese sentido, la Secretaría de Salud (Sesal) ha propiciado que cada empleado que forma parte de las instancias internas y externas (los que brindan servicios a la Secretaría, Banco de Occidente y Colegio de Químico-Farmacéuticos de Honduras) relacionadas a la cadena de suministro de medicamentos, firmen una Declaración Individual de Ética en la cual se adoptan los compromisos individuales por instancia y de esta manera se apropian y refuerzan lo que establece el Pacto.

Igualmente, los jefes y coordinadores de las dependencias internas de la Sesal (Unidad de Logística de Medicamentos e Insumos, el Almacén Nacional de Medicamentos e Insumos, la Unidad de Transparencia y el Comité Técnico del Fideicomiso) han firmado una Declaración Marco de Ética y Transparencia, mediante la cual se comprometen a cumplir los compromisos éticos y de mejora emanados del Pacto.

Delia Rivas, titular de la Secretaría de Salud, destacó la labor que se ha realizado desde 2014 para transparentar el proceso de compras de medicamentos y de esta forma volverlo más eficiente.

“Gracias al apoyo que hemos recibido desde el inicio de Transparencia Internacional y ASJ, que ha estado también apoyando técnicamente este proceso, hemos logrado avanzar sustancialmente en el proceso de compras. Lógicamente todavía hay una brecha y ese es nuestro reto en este momento”, declaró Rivas.

Otro de los actores que se suma a esta iniciativa es el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), que en conjunto con la Sesal desarrolló una plataforma Web alojada dentro del Portal Único de Transparencia, donde se publicará de manera exclusiva la información que en el marco del Pacto debe ponerse a disponibilidad de la ciudadanía en general. Para tal fin, ambas instituciones firman un convenio para que el IAIP pueda verificar el cumplimiento de estas publicaciones.

“El Instituto está apoyando a través de medios tecnológicos al portal de transparencia de la Secretaría de Salud. Se ha creado un apartado en donde se van a incorporar todos aquellos elementos referentes a las compras, a los procesos de las licitaciones, a las entregas y a todo lo que implica los procesos de contratación a través de licitaciones”, exteriorizó la comisionada del instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), Suyapa Thumann.

Al evento asistió el representante de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras  (MACCIH) Juan Jiménez Mayor,  quien afirmó: “Estoy muy contento de ver una herramienta de acción ciudadana, una herramienta que permite a la gente participar y controlar los procesos de contratación y de suministros de medicamentos. Avances como estos nos pueden convencer que las cosas pueden cambiar en este país.”

Carlos Hernández, vicepresidente de la ASJ, concluyó la jornada destacando la importancia de la transparencia en la sociedad. “La transparencia nos beneficia a todos, la corrupción nos mata. La corrupción mata y eso es lo que vemos en salud. En el Ministerio Público hay varios casos de estos, hay varias historias de las vidas de hermanos hondureños que pudieron haber perdido la vida a causa de la corrupción; pero si asumimos el compromiso todos los hondureños de trabajar con integridad, públicamente diciendo hoy ‘me comprometo a que se respete la normativa. Me comprometo a publicar.’ Eso al final para el buen hondureño y para el funcionario que quiera hacer las cosas bien, eso se convierte en un mecanismo de protección”.

La iniciativa se aplicará además en otros sectores como educación, gestión tributaria, seguridad e infraestructura, enmarcados en el Convenio de Colaboración y Buena Fe para la Promoción de la Transparencia, Combate a la Corrupción y Fortalecimiento de Sistemas de Integridad, suscrito entre ASJ/TI y el Gobierno de Honduras en octubre de 2014.

Vea la fotogalería haciendo clic sobre las flechas: 

Lanzamiento del Pacto de Integridad en Salud

Sociedad civil de San Lorenzo y Transformemos Honduras piden seguimiento a recomendaciones efectuadas en auditoría social

San Lorenzo, 15 de junio de 2017. Miembros de la Sociedad Civil de San Lorenzo y la plataforma Transformemos Honduras (TH) presentaron este jueves el Informe de Auditoría Social 2017 practicado al hospital local, en el cual urgieron a las autoridades sanitarias dar seguimiento a las recomendaciones efectuadas desde 2016.

La auditoría es el tercer ejercicio ciudadano practicado por líderes comunitarios para revisar el cumplimiento de los procesos y compromisos de gestión adquiridos por el Hospital de San Lorenzo con varias entidades, incluyendo la Secretaría de Salud.

El informe señala que el Hospital de San Lorenzo brindó solo el 79% de la información solicitada y que, de acuerdo a la evidencia, apenas el 38% de las recomendaciones efectuadas en el Informe de Auditoría Social 2016 fueron atendidas hasta la fecha.

“Resulta evidente que el Hospital no toma en cuenta las recomendaciones que emanan de los informes de Auditoría Social, ya que en seguimiento a las recomendaciones del informe anterior (2016), en total 15, solo se atendieron dos y seis en cierto avance”, indica el documento.

En ese sentido, la evaluación de 2017 arroja un resultado de 64% en el cumplimiento de todos los aspectos evaluados en la Auditoría Social.

De igual forma, se aplicaron encuestas a los pacientes para medir la calidad de atención en el sanatorio. Los resultados indicaron que el 79% de los pacientes consultados esperó más de un mes para su cita programada, mientras el 76% dijo haber recibido un diagnóstico claro sobre su enfermedad o estado de salud y el 74% aseguró haber recibido completo el medicamento que le fue recetado.

Los pacientes consultados evidenciaron un buen trato de las diferentes dependencias hospitalarias, aunque se registraron quejas por servicio malo y regular de Laboratorio, Vigilancia y Estadística. Los mejores calificados fueron los departamentos de Enfermería, los médicos y el personal de aseo.

“Esta auditoría social busca fortalecer al Hospital de San Lorenzo desde la intervención de la sociedad civil local como instrumento de control externo, para en conjunto propiciar mejoras evidentes en la provisión de los servicios de salud que brinda el Hospital y especialmente en las áreas intervenidas por la Auditoría Social”, indicó Karen Lanza, subcoordinadora de Transformemos Honduras.

Entre las recomendaciones planteadas figuran: fortalecer y capacitar a todo el personal del Hospital en la normativa de transparencia, participación ciudadana y rendición de cuentas; proporcionar información a la población mediante murales ubicados en los pasillos del centro y asegurar que la Sociedad Civil participe en la revisión e implementación de un plan de mejora. Dicho documento fue elaborado por el personal directivo, a raíz del informe de auditoría.

IMG-20170615-WA0001

Acerca de Transformemos Honduras:

TH es un movimiento social impulsado por iglesias, organizaciones de la sociedad civil y personas individuales, que trabaja en temas de relevancia como: educación, salud, seguridad y justicia, y transparencia como eje transversal que se abarca en todas las áreas de trabajo.

Líderes comunitarios realizan veeduría social al Hospital de San Lorenzo con apoyo de Transformemos Honduras

  • Sociedad civil encabeza el proceso de auditoría al centro asistencial.
  • Se evaluará gestión en reglamentación interna, seguridad, medicamentos, atención al paciente y rendición de cuentas, entre otros.

Tegucigalpa. Por tercera ocasión, la sociedad civil de San Lorenzo realiza – con apoyo de Transformemos Honduras (TH) – una auditoría social al hospital local, con el objetivo de evaluar la gestión en atención al paciente, reglamentación interna, medicamentos y rendición de cuentas, entre otras áreas.

TH realizó en 2014 y 2016 ejercicios similares con la participación de veedores sociales; sin embargo, esta es la primera vez que el proyecto se efectuará con una metodología y temática analizada junto a los líderes comunitarios y comisiones ciudadanas de transparencia.

“El Hospital de San Lorenzo está descentralizado y parte de sus compromisos como gestor ante la Secretaría de Salud es someterse a auditorías sociales anuales”, explicó Karen Lanza, subcoordinadora de TH.

Para este nuevo ejercicio, la plataforma de organizaciones civiles, iglesias e individuos, convocó a más de una docena de dirigentes civiles con el objetivo de fijar los temas de interés, revisar normativas y validar las herramientas de verificación, así como de recolección de opiniones de los pacientes.

Inicialmente se solicitó información al Hospital de San Lorenzo, la cual fue entregada en abril recién pasado para su revisión por parte de los veedores sociales.

El grupo de 12 ciudadanos comprometidos ha ido desarrollando sus capacidades y además de realizar la auditoría social, se han empoderado del tema y ante las autoridades del hospital, aplicando cuatro fichas basadas en el monitoreo que realiza la Secretaría de Salud y una encuesta al paciente.

Para contrastar los resultados obtenidos por Salud, los veedores revisarán evidencia documental y realizarán una verificación in situ de estos datos.

Se prevé que un primer informe sea presentado a finales de mayo. En este documento se evaluará también el seguimiento a recomendaciones efectuadas en la auditoría social de 2016.

Una vez que el documento sea presentado a las autoridades hospitalarias, estas elaborarán un plan de mejoras que será monitoreado por la sociedad civil, bajo un mecanismo facilitado por TH.

 

ASJ/TH priorizan temas de cooperación con Secretaría de Salud

  • Representantes de la ASJ y Transformemos Honduras se reunieron con la nueva ministra de Salud, Delia Rivas.
  • Autoridades y sociedad civil acordaron trabajar en temas relevantes en el sistema de salud.

Tegucigalpa. Con el objetivo de planificar futuras acciones y proyectos en temas interés para el sistema de salud pública, representantes de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) y Transformemos Honduras (TH) se reunieron el jueves con Delia Rivas, nueva ministra de Salud.

En representación de la ASJ y TH participaron la abogada Karen Lanza, la abogada Yahayra Duce y la doctora Blanca Munguía, quienes han trabajado de cerca en iniciativas enfocadas en mejorar la transparencia y servicios de salud para la población.

Desde la sociedad civil se plantearon áreas de cooperación en los que ASJ y TH han venido colaborando con la Secretaría de Salud y se presentaron seis temas de interés para próximos proyectos.

reunion Salud1

Entre los temas discutidos figuró la asistencia técnica en el cumplimiento de compromisos de procedimiento y estructuración del mecanismo de monitoreo de los Pactos de Integridad y Declaraciones de Ética suscritos por la Secretaría de Salud y proveedores de medicamentos con la asesoría de ASJ y Transformemos Honduras.

Así mismo, se planteó la observación permanente y apoyo técnico en el Comité Técnico del Fideicomiso como veedores, con voz pero sin voto; y el seguimiento a los Planes de Mejora elaborados por Salud con base en el informe Línea Base presentado en septiembre de 2016 por ASJ y Transparencia Internacional.

ASJ y TH también recalcaron la importancia de evitar atrasos o estancamiento en los avances que desde el año anterior se han venido desarrollando, por lo que junto a la nueva titular de la Secretaría de Salud acordaron seguir trabajando en coordinación sobre los temas presentados.

Por su parte, la doctora Rivas agradeció la colaboración de las organizaciones de sociedad civil y solicito que continúen apoyando al sistema de Salud.

 

Colegio de Abogados de Honduras dirimirá incumplimientos en Pactos de Integridad y Transparencia para la compra de medicamentos en 2017

  • Pactos de Integridad y Transparencia ya se implementan en el sector salud.
  • Dicha herramienta promueve integridad y transparencia mediante el establecimiento de normas mínimas de comportamiento ético.

Tegucigalpa. La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Transformemos Honduras (TH) y el Centro de Conciliación y Arbitraje del Colegio de Abogados de Honduras (CAH) suscribieron este miércoles un convenio para el sometimiento a los medios alternos de solución de conflictos, en la ejecución de procedimientos de incumplimiento a los Pactos de Integridad y Transparencia en las compras de medicamentos en la Secretaría de Salud.

Por ASJ-TH estampó su firma Carlos Hernández, presidente ejecutivo de la organización y representante de Transparencia Internacional (TI) en Honduras, y por el Centro de Conciliación y Arbitraje de CAH, José María Díaz.

Como testigos de honor fungieron: Gabriela Castellanos, presidenta del Consejo Nacional Anticorrupción; Suyapa Figueroa, presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH); Roberto Herrera Cáceres, titular del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh), y Alberto Solórzano, presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras.

Los Pactos de Integridad y Transparencia son una herramienta desarrollada por TI para promover la integridad y transparencia de los procesos de compra públicos, en los cuales los participantes privados y el ente público se comprometen de común acuerdo a cumplir con ciertas normas mínimas de comportamiento ético.

ASJ, como Capítulo de TI en el país, ha desarrollado inicialmente la experiencia de Pactos de Integridad en el sector salud, por lo cual firmó con la Secretaría de Estado en el Despacho de Salud un Acuerdo Marco para su implementación. Además, cuenta con diversos estudios que proveen información para la identificación de los riesgos de corrupción sobre los cuales se construyeron los compromisos contenidos en el Pacto de Integridad respectivo.

La iniciativa se aplicará además en otros sectores como educación, gestión tributaria, seguridad e infraestructura, enmarcados en el Convenio de Colaboración y Buena Fe para la Promoción de la Transparencia, Combate a la Corrupción y Fortalecimiento de Sistemas de Integridad suscrito entre ASJ/TI y el Gobierno de Honduras en octubre de 2014.

Con la incorporación del Colegio de Abogados a los Pactos de Integridad se propone los medios alternos de solución de conflictos para la ejecución de procedimientos de incumplimientos al Pacto. De esta manera, el Centro de Conciliación y Arbitraje del CAH fungirá como instancia arbitral para los compromisos asumidos en los Pactos y en los cuales esté presente ASJ-TH como ente de vigilancia y monitoreo.

La Asociación para una Sociedad más Justa busca contribuir a que los ciudadanos, principalmente los más vulnerables, cuenten con servicios públicos de salud, educación, gestión tributaria, seguridad e infraestructura de calidad y que respondan a sus necesidades.

Ver fotogalería haciendo clic sobre las flechas:

Firma Convenio ASJ, TH y CAH

Comunidades Fuertes realiza veedurías sociales a centros de salud de Tegucigalpa

  • Procesos y atención a usuarios de cuatro centros de salud fueron analizados por miembros de las comunidades de incidencia.
  • Directores de centros también presentaron planes de mejora con base en recomendaciones de los veedores sociales.
  • Secretaría de Salud anunció la inclusión de los cuatro centros en red priorizada.

Tegucigalpa. Más personal médico, abastecimiento de medicamentos y hasta capacitaciones de inteligencia emocional para empleados sanitarios solicitaron a la Secretaría de Salud los habitantes de cuatro colonias de Tegucigalpa, tras realizar veedurías sociales a igual número de centros de salud de diferentes sectores.

El proyecto fue impulsado por el programa Comunidades Fuertes con apoyo técnico de Transformemos Honduras (TH), con el objetivo de mejorar los servicios de salud pública en dichas comunidades.

Los pobladores de las zonas de incidencia de los centros de salud fueron capacitados y asesorados en sus comunidades para practicar veedurías a los establecimientos sanitarios e identificar las debilidades y/o deficiencias en los mismos.

Posteriormente, los veedores sociales elaboraron los informes y los validaron con la cooperación de TH, para socializar los resultados con los directores de los centros de salud, los cuales presentaron a su vez planes de mejora encaminados a solventar los problemas señalados en cada comunidad.

Entre los hallazgos hechos por los líderes comunitarios figuran: escasez de personal médico y administrativo, mala atención al paciente, falta de medicamentos, daños estructurales en los edificios donde funcionan los centros asistenciales (tuberías y cableado eléctrico) e inseguridad en las clínicas y alrededores de las mismas.

En ese sentido, los pobladores recomendaron a las autoridades sanitarias dotar los establecimientos con equipo de acuerdo a la demanda, revisar el inventario básico de medicamentos del presente año, reuniones bimensuales entre los comités de salud y directores de los centros, elaboración de murales de transparencia, coordinar patrullajes con las postas policiales cercanas y conformar comités de apoyo para el mejoramiento de los centros de salud.

Por su parte, los directores de las unidades sanitarias presentaron sus planes de mejora en los que plantearon acciones específicas basadas en las recomendaciones y hallazgos de las veedurías.

“Los animamos para que esto no se quede en planes de mejora y a darle seguimiento desde la población”, manifestó Blanca Munguía, coordinadora de Transformemos Honduras.

Este es el primer ejercicio de este tipo que se realiza en el sistema sanitario hondureño con impulso de miembros de las mismas comunidades. En ese sentido, la Secretaría de Salud planea replicarlo en otros establecimientos.

“Ha sido muy interesante escuchar desde la metodología a la organización que se ha llevado a cabo para poder hacer esto en estos cuatro establecimientos de salud, que no deben ser diferentes de muchos más”, expresó la viceministra de Salud Sandra Pinel.

La funcionaria reconoció que este proceso permite la rendición de cuentas ante la población y anunció que desde el Gobierno se está implementando un nuevo modelo de salud que plantea cambios en la atención de usuarios, tipo de centros de salud y su funcionamiento, para lo cual será necesario el apoyo de las comunidades y sus líderes.

Estas Unidades de Atención Primaria en Salud, Centros Integrales de Salud y Policlínicas, se enfocarán en hacer más eficiente la respuesta del sistema sanitario a la población, por lo que los cuatro centros de salud donde se llevaron a cabo las veedurías sociales serán incluidos en la red priorizada que conforman otros establecimientos de los 18 departamentos del país. En total, la Secretaría de Salud cuenta con 1,600 establecimientos sanitarios a nivel nacional.

Pinel adelantó además que los cuatro centros serán prioridad para la asignación de fondos para infraestructura y contratación de personal.

Comunidades Fuertes es un programa de asistencia social que trabaja de forma simultánea en cuatro colonias donde en años anteriores se registraban altos índices de violencia. Mediante esta iniciativa se brinda asesoría a padres de familia, mujeres, jóvenes y niños en riesgo social en temas como seguridad, educación, salud y convivencia.

+ Haga clic sobre las flechas para ver la fotogalería:

Presentación de informes de veeduría Comunidades Fuertes

Escasa inversión en salud amenaza esperanza de vida de los hondureños

  • Mediante la firma de Pactos de Integridad se busca mejorar el acceso a medicamentos en el sistema de salud nacional.
  • Incluso cuando la esperanza de vida de los hondureños ha aumentado, el gasto per cápita en salud continúa reduciendo.

Tegucigalpa. Aun cuando Honduras ha sido el país centroamericano que más incrementó su esperanza de vida durante los últimos años, los hondureños continúan en riesgo latente cuando de satisfacer sus necesidades de salud se refiere.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la esperanza de vida en Honduras es de 74.6 años, nueve menos que la máxima mundial; aunque superior en comparación a la esperanza de vida que se mantenía en el año 2014 que era de 73.14 y en 2013 que tan solo llegaba a 72.94 años.

Sin embargo, Costa Rica está a la cabeza de Latinoamérica con una esperanza de vida de 79.6 años mientras que Panamá tiene una expectativa de vida de 77.8 años.

Aunque han existido esfuerzos para introducir cambios sustantivos que permitan lograr la satisfacción de las necesidades de salud, el sistema sanitario del país continúa siendo frágil, lo que pone en riesgo constante la vida de la población.

Según la OMS, en 2010 el gasto per cápita en salud en Honduras era de 176 dólares, uno de los países con un valor más bajo frente a 802 dólares en Costa Rica y 663 dólares en Panamá.

Para el año 2012, Honduras reportaba en la suma de sus gastos en salud público y privado un total de 234 dólares; en 2013 pasó a 214 dólares y para el año 2014 se redujo a 212 dólares, manteniendo al país entre los niveles más bajos de la región.

Por su parte, Panamá alcanzaba ese mismo año (2014) un nivel de inversión de 950 dólares y Costa Rica llegaba a los 970.

Además, la OMS señala como el financiamiento de la salud en Honduras es inequitativo. Una parte importante del gasto es aportado por los hogares –alrededor del 50%– y de ellos, los más pobres sufren mayor riesgo financiero dado que el pago directo para obtener servicios de salud proviene de sus bolsillos.

Según la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (CEPAL), Honduras se muestra como el país donde mayor incidencia tiene el gasto de bolsillo en salud sobre el empobrecimiento de los hogares (5%) de entre doce países de Latinoamérica.

Frente a estos datos es clara la relación entre pobreza y deterioro de la salud, al tiempo que es importante reconocer como el déficit de salud también profundiza e impacta directamente con la esperanza de vida de la población.

Al analizar cómo la inversión en salud podría impactar de manera directa con la esperanza de vida, es fundamental priorizar en una efectiva reforma del sistema de salud en Honduras que garantice ampliar la cobertura, mejorar el acceso y la equidad a los servicios de salud.

En ese sentido, la organización Transformemos Honduras (TH) ha señalado la necesidad de garantizar y mejorar la salud pública que permita implementar un sistema eficiente y transparente de compra y entrega de materiales y medicinas, mejorar la calidad de los servicios mediante un sistema de evaluación y formación continua de todo el personal de salud; y pactar un nuevo Plan Nacional de Salud con énfasis en Atención Primaria.

En octubre de 2014, la Secretaría de Salud y la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), a través de TH, firmaron un acuerdo para la implementación de Pactos de Integridad en el sector salud.

“Queremos que el sistema de salud funcione, que sea justo para los más vulnerables del país; creemos que el camino a seguir es fortaleciendo y transparentando lo que tenemos y creemos que ese debería ser el trabajo de las autoridades”, manifestó Carlos Hernández, presidente de la ASJ.

El objetivo de los Pactos de Integridad es el compromiso de la Secretaría de Salud de adoptar e implementar acciones que contribuyan a aumentar la transparencia, rendición de cuentas y comportamientos éticos en el proceso de adquisición y suministro de medicamentos, insumos, equipamiento médico y contratación de servicios para la red asistencial.

Asimismo, Blanca Munguía, coordinadora de TH, añadió que “en la medida que se eliminen al máximo los nichos de corrupción, estamos contribuyendo a asegurar que toda la ruta para la entrega de medicamentos sea eficiente, esto permitirá que los hondureños reciban un servicio eficiente, con todas sus condiciones de acuerdo a derecho y que les permita tener acceso a sus medicamentos especialmente a la población más necesitada”

El Pacto de Integridad y Transparencia es una herramienta utilizada por Transparencia Internacional encaminada a mejorar la transparencia e integridad en un proceso de compra público, que incluye a la entidad estatal rectora y los entes externos privados que participan del mismo.

Secretaría de Salud y proveedores validan Pacto de Integridad y Transparencia propuesto por ASJ/TH

Tegucigalpa. La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), a través de Transformemos Honduras (TH), presentó el miércoles recién pasado para su validación el Pacto de Integridad y Transparencia para la compra de medicamentos 2017, que será suscrito por la Secretaría de Salud y los proveedores de medicamentos participantes de este proceso de compra.

La implementación de Pactos de Integridad en el país nace de la firma del Convenio de Colaboración y Buena Fe para la Promoción de la Transparencia, Fortalecimiento de los Sistemas de Integridad y Combate a la Corrupción, suscrito entre la ASJ, Transparencia Internacional y el Gobierno de Honduras en octubre de 2014, así como el Acuerdo Marco para la Implementación de Pactos en el sector salud suscrito entre ASJ-Transformemos Honduras y la Secretaría de Salud, firmado en la misma fecha.

Esta herramienta ha sido utilizada por Transparencia Internacional en otros países del mundo, buscando mejorar la transparencia e integridad en un proceso de compra público, generando así mismo confianza y credibilidad entre los actores directamente involucrados del proceso y en la opinión pública.

Con la suscripción del Pacto, los proveedores de medicamentos confirman que no han ofrecido, ni intentado ofrecer ninguna recompensa a ningún servidor público, consultor o asesor, sus parientes o socios de negocios, con el fin de obtener o retener una ventaja impropia en el proceso de Licitación.

Los mismos declaran que no han acordado o consensuado con otros oferentes y/o adjudicatarios con el fin de perjudicar a otro o limitar indebidamente la participación, igualdad y transparencia.

Además, se comprometen a no ofrecer premios, comisiones, reconocimientos, obsequios o recompensas de ningún tipo a los servidores públicos, consultores o asesores que, de forma directa o indirecta, puedan injerir en la ejecución del contrato para un beneficio particular.

Entre las sanciones por incumplimiento del Pacto para los proveedores de medicamentos está la recisión del contrato suscrito, la suspensión en el Registro de Proveedores de la ONCAE y sanciones económicas, en cambio las que corresponden a los servidores públicos, asesores o consultores de la Secretaría de Salud están la separación del cargo, la denuncia pública del incumplimiento y multas de uno a 100 salarios mínimos, dependiendo de la gravedad del caso.

+ Vea la fotogalería del encuentro haciendo clic sobre las flechas:

Validación de Pacto de Integridad para la compra de medicamentos 2017

“Es un cambio de cultura en el sentido de generar cambios sustanciales en el tema de transparencia dentro de la Secretaría. El Gobierno de la República ha dado pasos muy importantes y percibimos y sentimos que ha habido una decisión política muy importante en el tema de transparencia y por lo consiguiente, la Secretaría está actuando afín y conforme a esa visión gubernamental”, expresó en la jornada la Sub-Secretaria de Salud, Delia Rivas.

viceministra Delia RivasRecalcó que “somos nosotros los actores gubernamentales los que tenemos que dar ese ejemplo ante el pueblo hondureño”, por lo que mediante el pacto se persigue “que el pueblo hondureño tenga por fin el beneficio de tener el medicamento en su mano, que es por lo que hoy estamos trabajando. Somos servidores públicos y estamos obligados a lograr el beneficio para el pueblo hondureño”.

Adicionalmente al Pacto, la Secretaría de Salud firmará las Declaraciones de Ética y Transparencia, en las cuales todas las dependencias involucradas en el proceso de compra en esta Institución aceptan, respetan y se comprometen a cumplir con el Pacto, adoptando también compromisos de mejora en el proceso de compra, cada una en el ámbito de su competencia. Por su parte, el Banco Fiduciario y el Colegio Químico Farmacéutico firmarán igualmente una Declaración de Ética y Transparencia.

ASJ -TH como ente independiente de vigilancia del Pacto y sus Declaraciones, tendrá acceso a toda la información relacionada con la Licitación 2017 en tiempo y forma, y publicará los resultados obtenidos del proceso de vigilancia y monitoreo.

Principios para mejorar la integridad en la contratación pública según la OCDE:

Pacto de Integridad busca mejorar la transparencia en la compra de medicamentos de la Secretaría de Salud

  • El Pacto de Integridad entre la Secretaría de Salud y los proveedores se aplicaría al proceso de compra de medicamentos para 2017.
  • Este Pacto incluye compromisos éticos, sanciones en caso de incumplimiento y un mecanismo de vigilancia y monitoreo.
  • Lo acompaña una Declaración Ética firmada por las dependencias internas y externas de la Secretaría de Salud, que tienen alguna responsabilidad en el proceso.

Tegucigalpa. Autoridades de diversas dependencias de la Secretaría de Salud se reunieron recientemente para dialogar sobre los avances en la conformación de las Declaraciones Éticas en el marco del Pacto de Integridad y Transparencia para la Compra de Medicamentos para el proceso correspondiente al 2017.

Las jornadas, organizadas por Transformemos Honduras (TH) y la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), capítulo de Transparencia Internacional (TI) en el país, tenían como objetivo presentar a fondo los alcances de la iniciativa, validar y consolidar los compromisos que serán adoptados.

El Pacto de Integridad y Transparencia es una herramienta utilizada por TI encaminada a mejorar la transparencia e integridad en un proceso de compra público, que incluye a la entidad estatal rectora y los entes externos privados que participan del mismo.

El acuerdo busca generar confianza y credibilidad entre los actores directamente involucrados y en la opinión pública, al tiempo que promueve cambios en el proceso a partir del cumplimiento de los compromisos éticos y la responsabilidad de los actores involucrados de someterse a la instancia arbitral en caso de incumplimiento.

Jornada de socialización con dependencias de la Secretaría de Salud.

Jornada de socialización con dependencias de la Secretaría de Salud.

El pacto proveerá reglas claras que contribuyan a equilibrar las relaciones de poder y las asimetrías de información entre los actores involucrados en el proceso de compra, explicó Karen Lanza, subcoordinadora de Salud de TH.

Las sanciones por incumplimiento aplican para los oferentes y adjudicatarios del proceso Licitatorio como para la Secretaría de Salud, a partir de un procedimiento arbitral regido por el Pacto y la legislación nacional correspondiente.

A este documento se adjuntará una Declaración Marco de Ética y Transparencia, la cual firmarán las máximas autoridades de Salud y los coordinadores de las dependencias que tienen responsabilidades dentro del proceso de suministro de medicamentos, tales como: la Unidad de Logística de Medicamentos, Insumos y Equipamiento; el Almacén Nacional de Medicamentos e Insumos; la Dirección General de Vigilancia del Marco Normativo y el Comité Técnico del Fideicomiso de Medicamentos.

Mientras a la Declaración de Ética se sumará el Banco de Occidente, como fiduciario del proceso, y el Colegio Químico Farmacéutico de Honduras a través del Laboratorio de Especialidades Farmacéuticas.

Todas estas dependencias internas y externas de la Secretaría de Salud se han comprometido a cumplir compromisos de fortalecimiento y mejora en el proceso de compra de medicamentos para el año 2017, lo cual vendrá a eficientar sus servicios, reforzar y transparentar sus procedimientos generando un ambiente de claridad y confianza en todos los involucrados del proceso de compra.

Como vigilantes independientes del cumplimiento de los acuerdos fungirán la ASJ y TH, quienes tendrán acceso a toda la información relacionada con la licitación en tiempo y forma, y podrán publicar los resultados obtenidos del proceso de vigilancia, monitoreo y evaluación.

CON SUPERVISIÓN DE SOCIEDAD CIVIL, ESTADO APLICÓ L. 13 MILLONES EN MULTAS

  • Multas corresponden a un incremento del 1% al 5% aplicado mediante el Fideicomiso para la compra de medicamentos.
  • Secretaría de Salud, Banco de Occidente y proveedores adoptarán compromisos para transparentar el proceso de compra y distribución de medicamentos y equipo médico a los centros asistenciales públicos.

Tegucigalpa. Con la supervisión de sociedad civil a través de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), el Estado de Honduras aplicó 13 millones de lempiras en multas a proveedores que incumplieron contratos de suministro de medicamentos con la Secretaría de Salud.

El monto corresponde a un incremento de 1% a 5% en las multas aplicadas en el marco del Fideicomiso para el proceso de adquisición de medicamentos, de cuyo Observatorio forma parte Transformemos Honduras a través de ASJ. 

“En los dos años desde que inició el fideicomiso, las multas han sido aplicadas en su totalidad por incumplimiento, conforme a lo establecido en los contratos. Actualmente, la Secretaría a través del fiduciario ha recuperado 13 millones de lempiras por medio de multas”, indicó Blanca Munguía, coordinadora de TH.

Mediante el fideicomiso, suscrito con Banco de Occidente y el apoyo técnico de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), los contratos se vinculan a entregas en tiempo, cantidad y calidad de los medicamentos como elementos previos para efectuar el pago.

“La intención real de las multas si bien es cierto recupera porque hay una pérdida de tiempo y de proceso, es mas bien asegurar que el proveedor no pague multa sino que cumpla en tiempo y forma para lograr el reto de tener abastecido”, apuntó Munguía.

Antes de la suscripción del fideicomiso, la Sesal no registraba la aplicación de multas o al menos no existen documentos que confirmen que lo hiciera.

Por su parte, la Asociación de Fabricantes de Productos Farmacéuticos de Honduras que conglomera 12 laboratorios nacionales, expresó a través de su directora ejecutiva Marcela Discua que los tiempos de entrega deben ser revisados para evitar favorecer a determinados proveedores.

“Al momento de dar muy poco tiempo de entrega de los productos, podría deducirse que se está queriendo favorecer a alguien. Lo ideal sería que en la primera entrega dieran 60 días calendario, porque hay que importar la materia prima, luego elaborar el producto”, externó.

Irma García de Eyl Comercial, señaló también que las multas son un agravante en los precios porque “ponen unos tiempos de entrega muy bajos, la primera entrega la ponen muchas veces de inmediato y nadie va a tener esas cantidades en bodega. Entonces uno ya puede pensar de ahí que ya le han notificado a otros y se mira algún vicio”.

De acuerdo a la coordinadora de TH, “en este momento hay mucha vigilancia de la calidad a través del fiduciario y del Comité Técnico. En ese sentido se puede decir que hay un proceso más transparente, con mayor cuidado en la calidad, todavía es un reto el tema de agilizar la cadena hasta la dispensación. No obstante, el tema de evitar las mordidas o las coimas que por años se mencionaban y que nuestros estudios mencionaban, es importante rescatar que no se está dando”.

ACTORES DE LA CADENA DE SU8MINISTROS IDENTIFICAN RIESGOS DE CORRUPCIÓN

Actores de la cadena de suministro de medicamentos del sistema de salud pública fueron convocados por la ASJ –capítulo hondureño de Transparencia Internacional (TI)- a través de la plataforma Transformemos Honduras, para identificar los riesgos de corrupción de cara al proceso de compra de 2017.

En las jornadas de discusión participaron representantes de la Secretaría de Salud (Sesal), Banco de Occidente (fiduciario), proveedores y expertos de ASJ y TI.

Además de identificar los riesgos de corrupción, los asistentes analizaron medidas para mitigarlos, con miras a adoptar un compromiso ético de rendición de cuentas y transparencia previo al próximo concurso, licitación y adjudicación de insumos y suministros necesarios en los hospitales y centros de salud de Honduras.

La propuesta de Compromiso Ético será presentada ante los actores en una segunda reunión e incluirá los términos y sanciones a las que serán sometidos los participantes del proceso, con la veeduría de ASJ.

“La idea es no solamente hacer estos primeros ejercicios para que se entrene la gente de ASJ, sino también para contribuir a generar confianza en que hay actores internacionales participando en el proceso”, expresó Rosa Inés Ospina, presidenta de la Junta Directiva de Transparencia por Colombia y miembro individual de Transparencia Internacional durante 18 años.

Ospina explicó que “más que cambiar el procedimiento de compras estamos buscando blindarlo, que haya los menos espacios para corrupción posibles”.

En las jornadas participaron también el presidente ejecutivo de la ASJ y representante de Tl en Honduras, Carlos Hernández; la coordinadora de Transformemos Honduras, Blanca Munguía, y la consultora independiente colombiana Martha Tamayo.

 

Galeria de Imagenes

 Jornadas de mapeo de riesgos de corrupción en cadena de suministro de medicamentos