concurso

Planificación que observe medidas de transparencia recomienda ASJ para selección de directores y secretarios departamentales de Educación

Tegucigalpa. La selección de nuevos funcionarios de las Direcciones Departamentales de Educación debe seguir una planificación en tiempo real, apegada a protocolos para cada una de las etapas de concurso, lo que al final derivará en la escogencia de los mejores profesionales, de acuerdo a Transformemos Honduras.

La plataforma de organizaciones de sociedad civil instó a la Dirección General de Servicio Civil (DGSC) a replantear el proceso de manera que se apliquen herramientas, manuales y criterios de ponderación para cada una de las etapas de concurso.

“Como primer punto se debe considerar una planificación en tiempo real, de manera que no se modifiquen etapas ni actividades”, indicó Blanca Munguía, coordinadora de Transformemos Honduras.

A criterio de Munguía, es indispensable la existencia de herramientas necesarias para el desarrollo del proyecto, tal como protocolos definidos sobre la ponderación de evaluaciones.

Asimismo, debe considerarse la flexibilización del lugar de residencia de los postulantes, en lugar de restringirla a un solo departamento “porque hay muchos profesionales capacitados que podrían trasladarse a otro lugar para desempeñar el cargo”.

A la fecha se registra una inscripción de 124 aspirantes, de los cuales apenas estarían siendo seleccionados nueve funcionarios.

“Hay que impulsar un nuevo proceso que observe todas las medidas de transparencia. Lo importante es asegurarse que todos los directores departamentales sean seleccionados en un proceso que sea transparente, público, independiente, que garantice que los mejores funcionarios sean los que queden”, señaló Carlos Hernández, presidente ejecutivo de Transformemos Honduras.

De igual manera, la coordinadora de Transformemos Honduras expresó que “estos directores departamentales debieron haberse contratado en el primer trimestre, pero aseguremos la contratación de los mejores profesionales, el sistema de Educación lo requiere, lo necesita”.

Las etapas del proceso

El proceso de selección de funcionarios para ocupar 39 plazas disponibles en las 18 Direcciones Departamentales de Educación inició sin participación de veedores sociales en marzo pasado.

Posteriormente, la Secretaría de Educación y la Dirección General de Servicio Civil (DGSC) anunciaron el reinicio del proceso y lanzaron una nueva convocatoria el 21 de abril, con la incorporación de los veedores sociales, entre ellos la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), capítulo de Transparencia Internacional en Honduras.

Entre el 25 de abril y 4 de mayo, más de un centenar de aspirantes presentaron su documentación ante la DGSC. De los 124 participantes en el concurso, 81 se postularon para el cargo de director departamental, 41 para secretario departamental y dos para director de unidad de supervisión departamental.

Y el 12 de mayo, los aspirantes se presentaron las evaluaciones de conocimiento, las cuales fueron anuladas por problemas en la redacción de las preguntas por parte de la firma consultora Centro Asesor para el Desarrollo de los Recursos Humanos (CADERH).

En las mesas de revisión conformadas por miembros del Comité de Selección, representantes del Comité de Apoyo y representantes de la Veeduría Social identificaron después de revisar del 34% de las hojas de respuestas que el 83% de estas no alcanzaba el promedio de aprobación de la prueba (equivalente a 70%).

Los veedores externaron entonces su preocupación por la cantidad de postulantes, la cual orillaría a seleccionar solo nueve de las 39 plazas sometidas a concurso, a razón de ocho directores departamentales y un secretario departamental.

Indicaron que el costo de la consultoría para realización de pruebas significa una erogación innecesaria para el Estado, considerando el bajo resultado que puede surgir del mismo (a razón de 27,689.54 lempiras por cada uno de los 39 cargos ofertados o 119,988.00 lempiras por plaza en caso de que solo fueran seleccionados nueve postulantes).

Destacaron también que existen incongruencias en la contratación de la firma consultora CADERH, en vista de que la negociación con la empresa inició antes de que se autorizara la contratación directa de la misma.

La ASJ informó el 25 de mayo su retiro oficial del proceso de selección como veedor social, junto a la Mesa Redonda de Cooperación (Merece) y el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA); sin embargo, continuará realizando la evaluación del mismo en el marco del Convenio de Cooperación y Buena Fe para la Promoción de la Transparencia, Combate a la Corrupción y Fortalecimiento de los Sistemas de Integridad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *