Foto

Anhelo anticorrupción une a niños y jóvenes en concurso fotográfico

Tegucigalpa. A través de la fotografía, decenas de niños y jóvenes de diversas comunidades del país intentan llamar la atención de sus contemporáneos y adultos para combatir el flagelo de la corrupción en pro de una Honduras mejor en el “II Concurso Fotográfico Reflejando Transparencia”.

El proyecto extracurricular, convocado por la Secretaría de Educación, pretende formar a la comunidad educativa sobre los temas de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana.

Transformemos Honduras (TH) participa este año en el jurado calificador, el cual tendrá la tarea de seleccionar las fotografías que mejor reflejen el anhelo anticorrupción de la niñez y juventud hondureñas.

Entre los más de 200 participantes fueron escogidos nueve para participan en varios foros a nivel departamental, abordando la temática de transparencia y valores.

Los concursantes fueron invitados por TH para conocer el trabajo que los más de cinco mil voluntarios realizan a nivel nacional en procesos de auditoría social.

Blanca Munguía, coordinadora de la plataforma, explicó que esta inducción facilitará a los pequeños fotógrafos información relevante para su participación en los foros de incidencia.

Un mejor futuro, un mejor país

Tras el encuentro, los niños y niñas expresaron su satisfacción por la convocatoria y su inclusión en el proceso de transformación de Honduras.

“Gracias a Dios hemos tenido la oportunidad de trabajar en eventos como este, donde estamos tratando de rescatar los valores que nosotros necesitamos tener como jóvenes y que necesitamos mostrar”, manifestó Sonia Molina, de 16 años, estudiante del Instituto Polivalente 21 de Octubre.

Molina, originaria de Marcala, La Paz, externó que “se nos da la gran oportunidad a nosotros como jóvenes de poder detallar y mostrar lo que se está viviendo en el país”.

Por su parte, Axel David Zelaya Toledo, de 10 años, alumno de la Escuela José Trinidad Cabañas de Francisco Morazán, compartió su sueño: “Que haya menos corrupción en el país para que tengamos un mejor futuro, un mejor país, sin corrupción”.

Axel espera que por medio de estos eventos se incentive a los jóvenes para que no sean partícipes de corrupción, la cual definió como “un cáncer maligno que posiblemente nunca se acabará, pero ahorita se está trabajando para que esto cambie”.

Asimismo, Adelys Antonio Sierra, de 17 años, estudiante del Instituto Técnico Departamental Terencio Sierra de Valle, aspira a que “los jóvenes puedan tener una mayor incidencia en las políticas de Estado, aquellas políticas que nos lleven a erradicar la corrupción completamente”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *